martes, 28 de noviembre de 2006

Torrijas a la americana


Quien ha visto la pelicula sabe como hacerlas y sabe que tienen un antes y un después.
Esta dulce anécdota es una de las muchas que cuajan un film que sí para algunos puede pecar de sensiblero ..presenta "una serie de serios" problemas.
A pesar de los años que han pasado de su estreno los dilemas siguen vigentes en nuestra sociedad.
_La obsesión por el trabajo en detrimento de la familia.
_El desconocimiento de las necesidades y deseos de la pareja, ensimismados solo en los nuestros.
_La incomunicación que lleva a convertirles en dos extraños.
_La huella del divorcio en los hijos.
_La posibilidad de un padre de encargarse de sus hijos, tan bien como la madre, enterrando viejos mitos y prejucios del pasado.
Muchas reflexiones y un final abierto.
abierto a nuestra propia reflexión.




FICHA TECNICA

Género: Drama
Nacionalidad: USA
Director: Robert Benton
Actores: Dustin Hoffman, Meryl Streep, Jane Alexander, Justin Henry
Productor: Richard Fischoff, Stanley R. Jaffe
Guión: Avery Corman, Robert Benton
Fotografía: Néstor Almendros
Música: Herb Harris, John Kander

2 comentarios:

  1. Sí, es "sensiblera", pero la vida real está llena de momentos que pasan por esa palabra. (Un mundo lleno de sensibleros sería un mundo con muchos menos problemas)

    Tengo un recuerdo lejano de esta película ¿ochentera?. Los síntomas que describes corresponden a un virus que nos contagia a todos y se llamaba siglo XX. Ahora ha mutado en una cepa aún más dífícl de combatir que recibe el nombre de siglo XXI.

    Lejos de desanimarme, sin embargo, este panorama me mueve a trabajar aún más con la esperanza -pongo todas las ganas- de dejar a nuestros hijos un mundo mejor, más humano y más justo. Lo digo completamente en serio.

    Sé que suena a pseudo psico auto ayuda, ¡horror! Sé que suena a barato (y lo es) pero me anima cada vez que cierro la puerta del despacho y me pregunto (debe ser la crisis de los cuarenta) ¿Qué hago yo aquí? Y sobre todo, la pregunta clave ¿Para quién hago yo aquí lo que hago?

    Magnífica reflexión en cualquier caso. Se agradece mucho que alguien invite a detenerse y pensar en lo que hacemos.

    ResponderEliminar
  2. Se puede perder muchas cosas en la vida:dinero, puesto trabajo,estatus.
    Muchas cosas nos pueden defraudar o desilusionar: amigos, compañeros.
    Pero no podemos renunciar nunca a la ilusión de dejar algo mejor a nuestros hijos..eso no se puede perder nunca.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.