lunes, 18 de febrero de 2008

¡Y tenía corazón!...




Erase una vez una mujer, tan fría y calculadora, tan poco compasiva con sus enamorados, que solo un médico, tras realizar la autópsia, pudo afirmar que tenía corazón.

Solo es una divagación mía, quizá no pensaba igual su autor: el pintor: Enrique Simonet Lombardo (1863-1927).
Dejando ironía y anatomía a un lado, en este enlace veréis todo un universo del corazón...
disfrutarlo con medida y sin arritmias. The heart...

1 comentario:

  1. Un cuadro del Romanticismo muy hermoso.

    ResponderEliminar