sábado, 15 de marzo de 2008

Bancos y andenes...




"No te sientes nunca en un banco del andén a esperar a quien amas.
No te sientes, porque puedes quedarte ahí esperando para siempre, como Penélope o como la niña de la estación."


El escenario de la estación y el paso de los trenes, es la perfecta metáfora de la vida amorosa.
Algunos, se suben al primer tren que pasa, aunque luego se den cuenta que era el tren equivocado, pero otros, se sientan a la espera, ninguno les parece bien, ninguno es lo que esperan...hasta que ya es demasiando tarde, ya no quedan trenes en los que subir.



Y en ocasiones, no es cualquier viajero al que se espera, es a alguien especial, alguien a quien se conoció un día y se fue con la promesa de volver.

Os dejo la historia de dos pacientes enamoradas...

La versión de Concha Piquer, de la niña de la Estación con
letra de Rafael de León y
música de Manuel Quiroga.


boomp3.com

Y la versión de Penélope, que me regaló un buen amigo, de Bamboleo, en un magnifico homenaje de artistas cubanos a Serrat.



boomp3.com


Siguiendo con los homenajes, podéis encontrar
en este enlace todo tipo de versiones y tributos al maestro, y en la página de la pintora argentina Ana María de Oto de Giles los mejores cuadros para ilustrar las canciones de Joan Manuel.

2 comentarios:

  1. Siempre hay algún tren que en algún lugar se detiene o parte. Mientras se pasea por el andén, y cuando la maleza se comió la vía se camina sobre ella.

    ResponderEliminar
  2. ¿Quén sabe? Unas veces hay que coger el tren, otras convendría bajarse de él...

    http://amediavoz.com/campoamor.htm#EL%20TREN%20EXPRESO

    ResponderEliminar