jueves, 3 de abril de 2008

Nausícaa





Además de las sirenas o la Ninfa Calipso, fueron muchas las víctimas que quedaron enamoradas y seducidas por la personalidad de Ulises, durante sus viajes prolongados y sus aventuras míticas.
Una de ellas fue Nausicaa.
Esta bella mujer sufre una historia, prolongada en la figura de la Desdémona, que Shakespeare creó para trágica compañera de Otelo y entre ambas pueden verse muchas similitudes, como así lo estudia
Oscar Gerardo Ramos
Nos Cuenta Homero en su leyenda que Ulises llegó exhausto a la bella isla de Esqueria, también fruto de la mitología, y se allí quedó dormido en la orilla de la playa.
La hermosa Nausicaa fue con sus sirvientas, que las trataba como amigas, a lavar ropa a la orilla del mar y a bañarse con aceite de oliva.

Cuando ya iban a salir para el palacio alcanzaron a ver un hombre desnudo que se acercaba a ellas, era Ulises, ya despierto y algo desconcertado.
Ante tal visión, todas salieron corriendo menos Nausicaa que le esperó para ver quién era y qué hacía allí.

Fue entonces cuando Ulises se le presentó y le dijo que le ayudara.
Esta le dio ropa y le llevó al palacio, donde le presentó a su padre Alcinoo, rey de los feacios.
Alcinoo le ayudó y Ulises puedo continuar su camino, a pesar de dejar a la princesa sumida en un profundo dolor, debido a lo que sentía por el.
Dicen que su patriotismo y fidelidad conyugal a su esposa Penélope, fue la causa del rechazo a Nausicaa, que desesperada, vio como partían con el todas sus ilusiones.



El pintor inglés Frederic Leighton, ha sabido captar en el rostro de "Nausicaa", toda la deseperación asumida del abandono y la aceptación de la pérdida de Ulises, como algo irremediable.
Para plasmarlo acentua la languidez de su mirada, casi pérdida, y la apatia con la que deja reposar su brazo sobre la columna, con una mano inerte, casi por la que no corre la sangre.
Es la imagen absoluta de la rendición
.





4 comentarios:

  1. Anónimo1:44 p. m.

    Solo puedo decir GRACIAS. César S.L

    ResponderEliminar
  2. Hola, por casualidad llegue hasta aqui y me ha parecido un lugar muy agradable y lindo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Preciosa imagen, sin duda.
    Una novela de Robert Graves, La hija de Homero se basa en una teoría que aún sostienen algunos en cuanto que La Odisea, en todo o en parte, no era obra de Homero sino de una mujer, una princesa que, además, se había retratado a sí misma en el personaje de Nausícaa. La mayor parte de los estudiosos rechazan esta teoría en la actualidad, pero ¿a que es bonita?

    ResponderEliminar
  4. Dejemos a los estudiosos, Fernando¡
    ¡desde luego que es bonita!
    No veo yo a homero tan romántico para extenderse en algunos capitulos de amor, quizá la teoria no sea del todo tan incierta..
    jeje

    ResponderEliminar