sábado, 1 de agosto de 2009

El docente de Salamanca



Cuenta la leyenda, que en Salamanca, en la cuesta de Carvajal, existía una cueva que el demonio usaba para dar magistrales lecciones.

No solo implantaba clases de adivinación y artes diabólicos sino que su fama era tan notable, que estas prácticas fueron recogidas en un texto tan emblemático de la demonología hispánica,como el tratado De disquisitionum magicarum de Martín del Río, de 1600.

Pero estas enseñanzas se regían por unas estrictas condiciones:El tiempo era siete años y siempre a siete estudiantes. A cambio, uno de ellos tenía que quedarse eternamente con el Maligno.

Dicen que cuando le tocó la mala suerte de quedarse con él demonio al mismísimo marqués don Enrique de Villena fue capaz de plantarle cara y escapar de la prisión.

Cervantes enriqueció esta leyenda, plasmándola en su entremés: La Cueva de Salamanca y hasta el poeta Walter Scott, le dedicó sus versos.




A wizard of such dreaded fame
That when, in Salamanca's cave,
Him listed his magic wand to wave,
The bells would ring in Notre Dame.


Para acabar con la maldición de la cueva, la cristiandad construyó sobre ella un templo en honor a San Cipriano, el santo de la magia.

Si quieres saber mas, entra aquí, aunque siempre será mejor visitar "el aula" in-situ si no tienes miedo al docente de Salamanca.



2 comentarios:

  1. Alexander4:36 a. m.

    he queda realmente muy complacido con esta pequeña leyenda. pero.. al terminarla me surgue la duda de q lexiones aprendieron durante esos 7 años y aun mas importante como el marqués don Enrique de Villena fue capaz de plantarle cara y escapar de la prisión.
    ¿?
    saludos =)

    ResponderEliminar
  2. Se ha estrenado el sábado una representación que se realiza in situ y sirve para ilustrar la vista.

    ResponderEliminar