jueves, 19 de abril de 2012

La habitación oscura



¡Qué solo queda todo con su marcha!
El tibio lecho, con las sábanas tibias
se vuelven congeladas.

La habitacion oscura,
que fue embrión caliente de los besos
se queda casi opaca.

Y ante la soledad
de la ausencia desnuda,
se vuelve el rostro triste
pensando...hasta la próxima!


Aprendiz de Primavera
Oleo: István Csók

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.