jueves, 3 de mayo de 2012

El porqué de El Grito de Munch



Hoy se sorprende el mundo con el elevado coste del qué dicen ya ser el cuadro mas caro de la historia del Arte.
El "último" grito de Much, que quedaba en manos privadas, ya que pintó cuatro, ha sido subastado alcanzando una cifra elevadisima.

Considerado por unos "arte demente" por otros objeto de estudio para trastornos mentales como angustia, ansiedad o como icono de protesta y libertad, El Grito nunca ha pasado desapercibido.

Como obra polémica ha sufrido tambien de robos y destrozos, lo que le hacen sin duda un cuadro ya imprescindible en la Historia del Arte.

Pero...¿qué inspiró este tema y este cuadro?

Edvard Munch, pintor y grabador noruego, puede encuadrarse en la corriente expresionista alemana, de principios del siglo XX.




Lejos de profundizar en sus técnicas o evoluciones pictoricas, es el alma lo que hace nacer el cuadro "El Grito".
Un alma atormentada por una niñez muy dificil y muy cruel, que le marcó para siempre: Su madre y su hermana fallecen de tuberculosis y él queda al cuidado de un padre religioso en extremo y obsesivo.

Esta triste etapa de su vida le marcará para siempre y se verá reflejada en el lienzo, varias veces, con un solo icono: el grito y un pensamiento que lo definirá perfectamente escrito por el mismo autor:

 Paseaba por un sendero con dos amigos - el sol se puso - de repente el cielo se tiñó de rojo sangre, me detuve y me apoyé en una valla muerto de cansancio - sangre y lenguas de fuego acechaban sobre el azul oscuro del fiordo y de la ciudad - mis amigos continuaron y yo me quedé quieto, temblando de ansiedad, sentí un grito infinito que atravesaba la naturaleza...

Seguramente, cuando ahora mireís el cuadro, despues de leer este texto, entenderéis lo que sentia Edvard y pensaréis...que en mayor o menor medida, todos hemos tenido la necesidad de dar, ese grito.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.