domingo, 29 de marzo de 2015

viernes de dolores

























No duele, la piel se acostumbra a la presión de sus dedos.
La carne recibe sus afilados mordiscos como clavos de un crucificado.
No duele, tirar, estirar, frotar, apretar.
El cuerpo se hace flexible ante la pasión incontrolable.
No duele, es compartir oxigeno y fluidos.
Un solo cuerpo, que penetra el espacio.
No duele, y luego la dulzura se hace compañera,
que mas dá lo que dure!
que mas dá que sea un sueño!
Al fin y al cabo, la realidad corrompe lo que toca.



Aprendiz de primavera

viernes, 12 de diciembre de 2014

Gracias por absolutamente nada.



Gracias por todo lo que no me has dado,
por la ilusión que nunca me quitaste,
por esos besos que no me regalaste
y no me duele su recuerdo.

Por las caricias que no me hiciste
que no me queman en la piel
por los susurros y los gemidos
que nunca dejaste en mi oído.

Gracias por ese abrazo que desnudos,
nunca llegaste a darme
por la pasión y los latidos
que nunca estremecieron nuestros cuerpos.

Gracias por no dejarme destrozada
después de haberme amado,
y que tu ausencia me fuera acuchillando
entre la compasión e indiferencia
como otros … alguna vez hicieron.

Gracias por no haber sido y sin embargo
Haber llegado a ser todo y tan bueno!

Media Vida
Aprendiz de Primavera

martes, 21 de octubre de 2014

el cepo




Como pudo llegar hasta allí?
siempre pensó que lo tenía controlado, 
pero nunca fue así,
era un cepo perfecto y programado.

Y un día se levantó fuera de sí,
no se ubicaba en presente ni pasado, 
ni principio ni fin, 
soñando solo vivir siempre a su lado.

Pero el quizá jamas lo sintió así,
y dió su juego infiel por acabado
y con escusas mil
huyó en la lejanía refugiado.

Y en un rincón lloró su sinvivir
viendo su corazón encadenado,
en estado febril
 vacio, silencioso y apagado.

Aprendiz de primavera.


Oleo: The Gilded Cage by St. John Hare

sábado, 11 de octubre de 2014

Muerte de barro.



"No pasó mucho tiempo
sin que sus ropas, cargadas por el agua embebida,
arrastraran a la infeliz desde sus cánticos
a una muerte de barro."
















Ofelia, Hamlet.