martes, 21 de octubre de 2014

el cepo




Como pudo llegar hasta allí?
siempre pensó que lo tenía controlado, 
pero nunca fue así,
era un cepo perfecto y programado.

Y un día se levantó fuera de sí,
no se ubicaba en presente ni pasado, 
ni principio ni fin, 
soñando solo vivir siempre a su lado.

Pero el quizá jamas lo sintió así,
y dió su juego infiel por acabado
y con escusas mil
huyó en la lejanía refugiado.

Y en un rincón lloró su sinvivir
viendo su corazón encadenado,
en estado febril
 vacio, silencioso y apagado.

Aprendiz de primavera.


Oleo: The Gilded Cage by St. John Hare

sábado, 11 de octubre de 2014

Muerte de barro.



"No pasó mucho tiempo
sin que sus ropas, cargadas por el agua embebida,
arrastraran a la infeliz desde sus cánticos
a una muerte de barro."
















Ofelia, Hamlet. 

"Vanidad"




"Se dice que las mujeres son vanidosas por naturaleza; es cierto, pero les queda bien y por eso mismo nos agradan más."
Goethe (1749-1832)

Vanidad, de Auguste Toulmouche.

viernes, 3 de octubre de 2014

Noli me tangere.




Noli me tangere, de Correggio 

Conferencia impartida por mi querido profesor Antonio González, Universidad Complutense de Madrid el 16 de febrero de 2014.

Gracias a las Nuevas Tecnologias se puede disfrutar de sus sabias palabras, tanto como lo hice yo en la Facultad, tiempos hermosos siempre recordados.

Le debía esta entrada hace tiempo y este es el momento.
Feliz noche de viernes.

En este enlace

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Estabas advertida!




Se acercaba en el silencio sigiloso,
en el momento mas inesperado
a pesar de que ella lo esperaba siempre.

Hacia mucho tiempo que no conseguia salir de su abismo
solo él era la razón y el motivo de seguir latiendo
tan solo por si el volvía y le ofrecía sus manos.

Las esperas eran tan angustiosas como letales
nunca habìa certeza de que todo hubiera acabado
todo estaba en manos de una voluntad ajena a ella.

Pero seguía esperando en su pozo sin fondo
donde las noches son eternas, húmedas y oscuras
donde solo entraba el calor de sus besos,

Sus besos que eran falsos, como cada caricia o cada gesto
quizá nunca existió y solo fuera un sueño
o peor aun:  una condena eterna cual Tántalo intocable.

Cada vez se hizo mas dura la espera en su negrura
y los dias pasaban sin sentido ni tiempo
como un pase de un film mudo y en blanco y negro.

Nunca entendió el porque de tanto daño ciego
nunca entendió el volver, para volver a irse
ni dejar en el aire todos los sentimientos

Es cierto que jamas, le oyó decir te quiero
solo que asi era él y asi sus circunstancias
y que ya lo sabia cuando se conocieron...