jueves, 31 de diciembre de 2009

2010, doble o mitad...



Dosmildiez.
Fecha mágica...tu eliges: ¡el doble de felicidad, la mitad de quebrantos!.

¡Qué el nuevo año os llene de dicha, sueños y despertares.!

domingo, 27 de diciembre de 2009

"Huevos estrellaos"




Hoy he dedicado la mañana del domingo a darme un garbeo por el Rastro de Madrid, el de Cascorro.
Estaba abarrotado de gente, muchos madrileños, han convertido en costumbre pasar allí la mañana, y ahora con las fiestas, otros tantos se suman en búsqueda de algún regalito navideño.

De pequeña iba mucho con mi padre, casi todos los domingos, hoy he comprobado que había rincones que no han cambiado nada, como el patio de tiendas de anticuarios y los puestos de jaulas de pájaros.



Hay de todo y para todos, mezcla de cultura, gentío y color.




Pero después ,es una satisfacción, para una madrileña como yo, pasear por la Cava Baja, y entra en casa Lucio a deleitarme con unos "huevos estrellaos".
Tienen un punto que nadie ha logrado conseguir, puede ser la comunión entre la yema semiliquida y las patatas fritas en aceite de oliva, o la textura crujiente de su clara. Vale la pena probarlos, os lo recomiendo.

Después, la calle de Arenal me ha regalado buenas muestras de este arte callejero, que cada vez se hace mas especializado.

Hoy me ha sorprendido un hada que flotaba inexplicablemente en el vacio, o unos titeres de los Beatles.



Destino final: la estación de Metro de Opera, que me ha devuelto a casa, satisfecha de tan gratificante paseo dominguero.




El Rastro



Cava Baja



Arenal Autómata

viernes, 25 de diciembre de 2009

Las tentaciones de Papá Noel.








Despues de los atracones navideños, las tertulias familiares y el cansancio generalizado, nada mejor que un poco de humor navideño, de mano de la fotografo: Ellen von Unwerth.

jueves, 24 de diciembre de 2009

¡Feliz Navidad!



¡Feliz Navidad! a todos los que me seguis desde Despertar es morir.
Que esta noche de Fraternidad, encontreís la Felicidad con los vuestros.

martes, 22 de diciembre de 2009

Poemas en blanco y negro, versos fotografiados...



No sé que me sorprendió mas cuando descubrí la obra de Eduardo Longoni, si las nebulosas de sus paisajes con niebla o la expresividad de sus retratos de literatos.
Y entre el paisaje desdibujado de Buenos Aires, nos abre el café, la estación de tren o el boliche.
Pero también se recrea en la violencia de la guerra o la grandeza de los sitios infinitos.
Mi debilidad por la escritura, me obliga a ilustrar sus retratos vivos de Benedetti y Sabato, con sus propias palabras, como si las fotografías quedarán completadas así, con la imagen y el sonido acompasado.

Poemas en Blanco y Negro, versos fotografiados...



ERNESTO SABATO



Un buen escritor expresa grandes cosas con pequeñas palabras; a la inversa del mal escritor, que dice cosas insignificantes con palabras grandiosas.



Dios existe, pero a veces duerme: sus pesadillas son nuestra existencia.



La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuando uno empieza a aprenderlo, ya hay que morirse.



La Historia no es mecánica porque los hombres son libres para transformarla.

MARIO BENEDETTI


Cinco minutos bastan para soñar toda una vida, así de relativo es el tiempo.



No vayas a creer lo que te cuentan del mundo (ni siquiera esto que te estoy contando) ya te dije que el mundo es incontable.





Qué buen insomnio si me desvelo sobre tu cuerpo..



Hay pocas cosas tan ensordecedoras como el silencio.




Me jode confesarlo, pero la vida es también un bandoneón.


Eduardo Longoni

viernes, 18 de diciembre de 2009

Duelo por Jenni.



El mérito de Jennifher fue quizá su capacidad para interpretar lo mismo a una adolescente visionaria, en la canción de Bernadette que ha una racial belleza en Duelo al Sol.

Imposible de olvidar: Adiós a las Armas, Madame Bovary o Cartas a mi amada, solo tres títulos mas de su larga lista de películas imborrables.

Y hermoso, saber que vivió 90 largos años, todo un record en el mundo de estrellas de su profesión, donde sin lugar a duda, influyó la gran ayuda prestada por su marido, el director David O. Selznick.

Hoy el duelo, no es al sol, en esta fría mañana de invierno, sino por el recuerdo de esta polifacética actriz.

jueves, 17 de diciembre de 2009

El amor es un viento que igual viene que va.


Ausencia de Amor




Cómo será pregunto.
Cómo será tocarte a mi costado.
Ando de loco por el aire
que ando que no ando.

Cómo será acostarme
en tu país de pechos tan lejano.
Ando de pobre cristo a tu recuerdo
clavado, reclavado.

Será ya como sea.
Tal vez me estalle el cuerpo todo lo que he esperado.
Me comerás entonces dulcemente
pedazo por pedazo.

Seré lo que debiera.
Tu pie. Tu mano.

Juan Gelman.



Oleo: Richard Edward Miller.

martes, 15 de diciembre de 2009

traseros dislocados




...Juro que obedecí a la Señora en eso de no mover el trasero con malas intenciones. Reconozco que el mío ha andado un poco dislocado, pero la verdad es que se mueve de moto propia. Me han dicho que en Buenos Aires hay un doctor japonés que arregla eso, pero mientras tanto no es posible sofocar mi naturaleza. O sea que el muchacho se impresionó. Primero se le iban los ojos, después me atropellaba en el corredor del fondo. De modo que por obediencia a la Señora, y también, no voy a negarlo, pormigo misma, lo tuve que frenar unas diecisiete veces, pero cuidándome de no parecer demasiado asquerosa. Yo me entiendo...



Puedes leer "Corazonada" de Mario Benedetti aquí.
Me parece un texto inmejorable para esta fría tarde de martes.


Foto: Isabel Muñoz. Cuba 1995

lunes, 7 de diciembre de 2009

Anselma




Hacia las 23:00 abre Anselma su local en pleno Triana, con ella podrás saber lo que es enamorarse en Sevilla, la ilusión de algo que solo esta en uno.Porque el amor muchas veces solo está en nosotros, en lo que creemos y queremos que sea, aun sin serlo.



"Enamorarse en Sevilla,
bajo los patios dormidos,
una mañana de feria,
bajo un abril florecido,
quizás que no te enamores,
quizás que estés confundido.

Enamorarse en Sevilla,
con toda la gracia del ramo,
un baile por sevillanas,
esa preciosa chiquilla,
puede que quien te enamore sea mi Triana,
sea mi Sevilla.

Y entre limón y naranjo, entre azahar y romero,
yo me enamoré de ese chiquillo,
y del azul de su cielo.

Pasé una noche de copas
y al otro dia comprendí,
que no había enamoramiento,
que la causa de mis tormentos
era la propia Sevilla
y el río Guadalquivir.

Puede que sea del aire,
que te quedes prendido,
bajo el aroma embriagado,
dos copas de manzanilla
y besos de madrugada,
cuando se pase esta feria
puede que no ocurra nada.




No se puede ir a Sevilla sin pasar por la Casa de la Anselma, donde a las doce en punto de la noche, se apaga todo el jolgorio para cantar la Salve a un altarcillo, solo iluminando por una fila de bombillas.

Quizá oyendo a la Anselma, se resuelvan todas tus dudas... pura filosofia trianera.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Candados en Triana.




Federico Moccia nunca pudo imaginar cuando escribió su novela “Tengo ganas de ti” la moda que en Roma iba a desatar de enganchar al puente Mílvio "el candado de los enamorados" donde miles de jóvenes parejas acuden a esta construcción del siglo III a. de C. sobre el río Tiber para colgar de las farolas candados con sus nombres y alguna inscripción de amor eterno.

Y muchos dicen, que fueron los jóvenes que disfrutaban de una Erasmus, los que en Sevilla eligieron el puente de Triana, para en sus barrotes comenzar a sellar promesas de amor eterno.
Propósitos de hierro y acero, férrea voluntad de no separarse nunca para lo que el doble juego de llaves, se tiraba para siempre al Río Guadalquivir.



Claro que esto empezó ha convertirse en Hispalis en un problema, además de los que consideraban un atentado estético contra el Puente de Triana, estaba la contaminación y el deterioro del rió, con semejante cargamento de llaves.



El Ayuntamiento decidió el pasado Septiembre taladrar las promesas de hierro de las parejas enamoradas y en largas jornadas limpiaron la baranda de candados unidos huérfanos de llaves que los separaran.



Hoy recorrí Triana, en una dulcisima mañana de cuasiprimavera, allí quedaba algún reincidente, pues se cuenta, que por muchas veces que limpien el puente, a los quince días, vuelven aparecer miles de candados sellando amores frente al Guadalquivir que no saben de estética ni ecologismo.


jueves, 3 de diciembre de 2009

Olvidando en Sevilla...



Quizás, ya te estarás preguntando,
“¿Qué había sido de mí?
¿Por qué me fui de tu lado así, tan de repente?”
Me fui, harto de dártelo todo y sentir
la falsedad de tus ojos en mí, continuamente.

Quizás, ya estarás recordando,
aquellas cartas de amor,
y aquellos locos abrazos, apasionados.
Ya ves, yo que siempre me hallaba a tus pies;
voy a intentar olvidar el ayer, para enterrarlo.


Para olvidar un amor,
si se ha querido de veras,
se hace tan grande el dolor,
que se acaban las fuerzas,
y no se olvida el amor.

Para olvidar un amor,
si se ha entregado la vida,
duele tanto el corazón;
que hasta el dolor se te olvida,
y no se olvida el amor;
y no se olvida el amor.

De sobra sé que no hay llanto,
ni soledad en tu vida;
y sé también que es mentira,
lo que estás alimentando.
Suigue así, que cuando quieras volver a sentir,
y verás cómo te acuerdas de mí,
y llega el llanto.

Quizás, llegue yo a convertirme,
en un loco solitario,
por la carga ineludible de haber vivido soñando;
Y quizás, si el amor llama a mi puerta,
tendré las manos abiertas para volver a abrazarlo.


Para olvidar un amor,
si se ha querido de veras,
se hace tan grande el dolor,
que se acaban las fuerzas,
y no se olvida el amor.

Para olvidar un amor,
si se ha entregado la vida,
duele tanto el corazón;
que hasta el dolor se te olvida,
y no se olvida el amor;
y no se olvida el amor.


lunes, 30 de noviembre de 2009

Memoria





No tomes muy en serio
lo que te dice la memoria.

A lo mejor no hubo esa tarde.
Quizá todo fue autoengaño.
La gran pasión
sólo existió en tu deseo.

Quién te dice que no te está contando ficciones
para alargar la prórroga del fin
y sugerir que todo esto
tuvo al menos algún sentido.

José Emilio Pacheco, ha recibido hoy el Premio Cervantes 2009.

Para mi lo nuestro ya esta terminado




Magnífico Alejandro Fernandez, realmente hay cosas, que no tienen ya vuelta a atras.

domingo, 29 de noviembre de 2009

Por la Rioja...



Olvidado dormía en mis borradores, el viaje que realicé a la Rioja, aprovechando el puente que tuvimos los madrileños por la festividad de la Almudena.
Aquí os dejo la crónica, antes de que se me acumule con la del próximo puente.


Acompasada por caminos caprichosos, en tierras riojanas, sorprende descubrir Mansilla.



Mansilla es un pueblo que quedó cubierto por el embalse del mismo nombre hace casi 40 años.
De una belleza extraordinaria, su cuidada arquitectura abarcaba todas las edificaciones: casas, iglesias, palacios, y hasta el empedrado.Todo estaba realizado con la misma piedra, dando sensación de armoniosidad y ayudado por la belleza natural del pintoresco paisaje, con ríos y hermosa vegetación.



Tras la guerra civil, Mansilla quedó inundado por las aguas y solo, en los meses de otoño, o cuando la sequía lo permite, resurge fantasmagórico, embarrado pero majestuosos, como una atlántida orgullosa que no se resigna a dormir bajo las aguas.



La siguiente parada fue el Monasterio de Valvanera. Austero y silencioso, ofrece la posibilidad de disfrutar de su silencio y su buena comida casera, donde destacan su menestras de la huerta y los postres caseros.

Meditación y largos paseos, la piedra invita y el arco inspira al alejamiento terrenal.




La Iglesia es oscura y bien conservada, desde lo alto, la imagen de la Patrona de la Rioja: Nuestra Señora de la Valvanera, con un niño en su regazo de curioso escorzo, mira a los feligreses desde su talla de hojas trenzadas.



Por Logroño, estuve solo de paso, para llegar a pasar la noche al mágico pueblo de Enciso.


Enciso es la cuna de la ruta de los dinosaurios, hay muchas opciones a pie o en coche.
Desafortunadamente, el tiempo no acompañó y la lluvia solo permitió dar un paseo por el pueblo y visitar el centro de interpretación.

Las calles de Enciso, parecen un muestrario de pimientos secándose al sol, icono riojano por excelencia, da gusto verlos como cromos, cada uno con un matiz diferente.







El centro de interpretación ofrece una buena colección de material multimedia para acercar al visitante a lo que fue el territorio de estos grandes pobladores.


Por último, el deseo de volver y hacer completos los recorridos, pero desde luego imposible marcharse sin ver esas ictinas, que quedaron marcadas para siempre, en esta tierra riojana.