viernes, 6 de junio de 2014

Marcada



Cuando beso y caricia
se hace mordisco
y perfora la carne
cual cuchillo afiliado
cegado de deseo
subes al risco
de mi piel tatuada
de azul morado

Y no me marcas solo
la vida y alma
me dejas señalada
cual res doliente
siendo el fuego el deseo
que a bocanadas
clava de arma letal
tu fino diente.

Aprendiz de primavera


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada