martes, 21 de octubre de 2014

el cepo




Como pudo llegar hasta allí?
siempre pensó que lo tenía controlado, 
pero nunca fue así,
era un cepo perfecto y programado.

Y un día se levantó fuera de sí,
no se ubicaba en presente ni pasado, 
ni principio ni fin, 
soñando solo vivir siempre a su lado.

Pero el quizá jamas lo sintió así,
y dió su juego infiel por acabado
y con escusas mil
huyó en la lejanía refugiado.

Y en un rincón lloró su sinvivir
viendo su corazón encadenado,
en estado febril
 vacio, silencioso y apagado.

Aprendiz de primavera.


Oleo: The Gilded Cage by St. John Hare

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada